Todo depende de tu actitud

Su nombre es Geoffrey Kennedy de 36 años de edad,  un ser humano con una historia impactante que sin duda alguna dejará una gran enseñanza en tu vida. En el caso de nuestro amigo a sus 19 años lo asaltaron en St. Thomas y recibió un disparo en su columna vertebral lo que lo dejó parapléjico al instante. En ese momento tan cerca de la muerte aprendió las lecciones más grandes de su vida. El nos compartió dos cosas: la vida es corta para desperdiciarla y no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. Está demás decir que todo cambio en un abrir y cerrar de ojos en su vida; ya que era ciclista de todo terreno y triatletas. Debido a su proceso dejó los deportes por varios años. En el 2009 comenzó a realizar el deporte adaptado del ciclismo con “handcycle” carreras de 5K y 10K y maratones en la silla de rueda de competencia. En 2010 comenzó en el deporte de triatlón. Ha competido a nivel internacional en triatlón logrando estar entre las 15 posiciones de ranking mundial. En 2012 obtuvo la medalla de bronce en el mundial en el ITU Paratriathlon World Championship llevado a cabo en New Zeland. 

Su inspiración fue un joven de California llamado Ricky James cuando vio el mismo compitiendo en el Ironman en Hawaii. El nivel competitivo de Ricky lo llevó a aumentar su entrenamiento logrando calificar en 2011 en el Ironman en Kona, Hawaii, logrando medalla de bronce. Sin duda alguna observamos a través de esta historia de superación como nuestras acciones dejan huellas en otros. Ricky inspiró a Geoffrey y Geoffrey nos inspira a cada uno de nosotros a ir tras la próxima meta. 

Sabemos que para cada carrera la preparación es fuerte , pues todos desean lucir bien sin embargo Geoffrey le aconseja que en la carrera solo estén enfocados en el presente ya que los resultados dependerán 80% de tu estado mental y 20% del estado físico. Si piensas negativo ya perdiste , porque tú mente es tu mejor aliado o tu peor enemigo.  Hoy día muchas personas están enfrentando procesos fuertes sin embargo él nos compartió que , lo primero que tienes que hacer es agradecer, luego no lamentarte ni tenerte pena y lanzarte, porque siempre habrán alternativas para crecer.

Al preguntarle sobre sus luchas más fuertes nos comenta que se irrita por la desconsideración de las personas y ver cómo muchos se quejan de las situaciones y no intentan salir adelante. Su vida es un reto diario cuando no encuentra la rampa disponible y visita lugares que no tienen acceso para personas en silla de rueda. 

A través de esta historia tanto Geoffrey, su familia, auspiciadores y el equipo de ciclismoPR queremos crear conciencia sobre la consideración que todos debemos tener con las personas que necesitan ayuda especial ya que lo que es una rutina normal para nosotros se convierte en una odisea para personas en sillas de ruedas.

No podemos cerrar la entrevista sin felicitarlo porque nos ha demostrado que simplemente los obstáculos se convierten en trampolines cuando tenemos la actitud correcta. Que somos capaces de lograr lo que deseamos porque la mayor discapacidad de un ser humano no está en el cuerpo sino en la mente. No es tiempo de quejarse, es tiempo de levantarse, de luchar, de conquistar y de dejar una huella imborrable en la humanidad pedaleando hasta la meta. 

No hay comentarios.

Agregar comentario